Guayabas

 

 

 

 

 

 

 

Neutraliza los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro. La nota guayaba es esencialmente usada en perfumería femenina. Desprende un sabor afrutado y verde con rastros de néctar exótico. El perfume de la guayaba es reproducido en el laboratorio. Es el fruto del guayabo, un árbol de la familia de los mirtáceos. Posee una carne pulposa y densa, rosada o blanca, de un perfume exótico muy pronunciado. La guayaba posee cinco veces más vitamina C que la naranja. La vitamina C es importante en la síntesis de colágeno y estimula la producción de elastina que mejora la elasticidad de la piel. Se aprecia también al guayabo por su aspecto ornamental, posee flores blancas, a veces rosadas, con numerosos estambres. Aporta mucílagos, pectinas, potasio, calcio, hierro, fósforo y vitaminas A y B. Nombre latín: Psidium guajaba.
Es remineralizante y tonificante.
Ingredientes: macerado de guayabas en aceite de oliva virgen extra, hecho puré y retiradas las pepitas, aceites de babasú, ricino, millo, jugo de guayaba (congelado), perfume de pepino, que no oculta el aroma natural de la guayaba.

Es un jabón suave, de espuma abundante y persistente. Muy hidratante. Deja la piel con un rico aroma. Sandra de Armas

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.